lunes, 17 de octubre de 2016

Manos Fuera de Venezuela en Rosario

Este martes 18 los invitamos a apoyar a la Revolución Bolivariana en la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario.
A las 19 hs en el aula 15 del segundo piso, contaremos con la presencia de compañeros de "Manos Fuera de Venezuela" y de compañeros venezolanos del colectivo "13 de abril"
Los esperamos!


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Alan Woods en Telesur

El compañero Alan Woods, fundador de la campaña "Manos Fuera de Venezuela", en el programa Cruce de Palabras por Telesur.


sábado, 3 de septiembre de 2016

1ro de Septiembre - El nuevo plan de golpe y el futuro de la Revolución Bolivariana



Ayer, se consumó el golpe de estado parlamentario en Brasil. El día de hoy la Revolución Bolivariana se enfrentará a su vez a un nuevo intento de golpe de estado organizado por los sectores más derechistas de la burguesía venezolana.
El día lunes, fue detenido el dirigente opositor Jon Goicoechea, quien según informó el diputado Diosdado Cabello, tenía en su poder cordones detonantes para explosivos, los cuales serían utilizados durante la marcha del 1ro de Septiembre. Luego, en la noche del mismo lunes, el camarada Mario Silva, a través de su conocido programa “La Hojilla”, dio a conocer un video donde el antiguo sicario al servicio de Pablo Escobar Gaviria, John Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, autor material de alrededor de 250 asesinatos, llama a los venezolanos a marchar el 1ro de Septiembre contra la “bruja corrupta“ de Tibisay Lucena, para que el CNE convoque al referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro.

En la madrugada del día martes, 90 presuntos paramilitares fueron capturados en el barrio Macayapa de la Parroquia Sucre, en la ciudad de Caracas, ante lo cual el Ministro de Interior y Justicia declaró a los medios de comunicación:
"Se presume que hay un alto porcentaje de paramilitares a escasos kilómetros del Palacio de Miraflores, por lo que se hizo una limpieza y barrido total en todo este sector, donde se están incrementando las invasiones para el depósito de paramilitares con la finalidad de realizar actos de violencia, de desestabilización de la Revolución Bolivariana"
Posteriormente, durante la movilización del chavismo del mismo día martes, Diosdado Cabello denunció que la derecha estaría guardando armas y explosivos en la UCAB para utilizarlos el 1ro de Septiembre.
Asimismo, en horas de la noche el gobernador del Táchira Vielma Mora, denunció un plan orquestado por el alcalde del municipio El Hatillo David Smolansky junto a Jacobo Feldman, socio de la Televisora Regional del Táchira, José Vicente Sánchez, rector de la UNET y Osmel García, asistente de Daniel Ceballos, financiados por los empresarios Adha Santana Sánchez y Nino D´veta, a fin de llevar a cabo acciones violentas en 14 lugares previamente especificados de San Cristóbal y  la ciudad capital.
Todo lo anterior, indica claramente que de lo que trata la movilización derechista del día de hoy, es de la puesta en marcha de una nueva acción insurreccional contra la revolución, un nuevo intento de golpe de estado, posiblemente muy similar a lo ocurrido el 11 de abril de 2002.
Ahora bien, como lo hemos explicado siempre en nuestros artículos y declaraciones, la burguesía no descansará jamás en tratar de derrocar al gobierno y derrotar a la revolución por la vía que sea necesaria.
En efecto, los 16 años de historia de la Revolución Bolivariana han estado claramente signados  por cada intento tras intento de la burguesía para derrotar a la revolución.
No puede por lo tanto sorprendernos en lo absoluto que por enésima vez la burguesía organice un nuevo plan para tratar de derrocar al presidente Maduro.
Ante ello, debe haber en primera instancia una poderosa movilización obrera y popular para derrotar el plan de golpe, tal como ha sido convocada para hoy en la Avenida Bolívar de la ciudad capital, al mismo tiempo que las organizaciones obreras y populares deben prepararse para la defensa de la revolución en todos los ámbitos de la lucha de clases, tanto en el ámbito de la lucha legal y política, como en el ámbito de la lucha armada, a través de la conformación de milicias y destacamentos obreros y populares de combate.
Ciertamente, debe reconocerse que ante las acciones que pueden ocurrir en el transcurso del día de hoy, ha habido como hemos señalado al principio, una respuesta anticipada por parte del gobierno y los cuerpos de seguridad estatales para tratar de desmantelar los planes golpistas de la burguesía.
En efecto, el presidente Maduro se ha pronunciado sobre la necesidad de garantizar la paz en el país y la necesidad de derrotar este nuevo intento de golpe de estado, a fin de garantizar la continuidad de la revolución.
No obstante, debemos plantear la siguiente reflexión. ¿Logrando derrotar la acción insurreccional de hoy, hemos derrotado de una vez a la burguesía? ¿Es inevitable que una revolución se encuentre bajo el acecho constante y permanente de la contrarrevolución? ¿No es posible derrotar de forma definitiva a la burguesía? ¿Qué tiene que ver esto con la irreversibilidad de la Revolución Bolivariana?
El poder político y militar de la burguesía como clase, deriva en última instancia de su poder económico. En la medida en que la burguesía es la propietaria de los medios de producción, de la banca y del comercio en el país, ella tiene a su disposición enormes masas de capital, con las que organiza la contrarrevolución.
¿Quiénes, sino empresarios muy ricos son los que pueden contratar a paramilitares y sicarios para generar acciones violentas y cometer asesinatos, ya sea como parte de un plan insurreccional o como medio para segar brutalmente a la vanguardia revolucionaria, como ha ocurrido con numerosos dirigentes revolucionarios durante los últimos meses?
¿Quiénes sino miembros de la gran burguesía son quienes pueden comprar el armamento, explosivos y otros implementospara llevar a cabo acciones como la que se ha preparado para el día de hoy?
¿Quienes, sino los grandes capitalistas de este país son los que pueden financiar costosas campañas mediáticas y políticas contra la revolución y adquirir la logística necesaria para las manifestaciones violentas y no violentas de la oposición?
Por lo tanto, el arma fundamental de la burguesía es su capital, que le permite comprar al precio que sea todas las demás armas que utiliza contra el proletariado en la lucha de clases. Sea lo que sea que necesite, sicarios, periodistas, paramilitares, funcionarios corruptos en el estado, abogados, jueces, armamento, medios de comunicación a su servicio o cualquier otra cosa, su capital le permite ponerle un precio a cualquier persona u objeto, a fin de que sirva a sus fines.
Ahora bien, este poder que pareciera ser inexorable e imbatible, y que muchas veces nuestra propia dirigencia nos lo muestra de esa forma, se basa en la propiedad privada de los medios de producción, ya que es en la producción donde la burguesía reproduce su capital a partir de la explotación de la clase trabajadora. De allí se deduce claramente, que el poder político de la burguesía depende directamente de su carácter de propietario de los medios de producción.
Tal análisis, nos conduce inevitablemente al debate sobre la propiedad de los medios de producción. Mientras el poder económico esté en manos de la burguesía, ésta hará uso de éste para tratar de aplastar a la revolución. Por el contrario, sólo arrancando de las manos del gran capital la banca, los latifundios, y los monopolios industriales y comerciales, es que podremos entonces de una vez por todas, para decirlo en palabras del viejo León Trotsky, lograr la destrucción política de la burguesía, a través de la liquidación de su dominación económica.
Pero nuestra dirigencia ha dado suficientes muestras, sobre todo en los últimos tres años, de no comprender o negar conscientemente este hecho fundamental que constituye el ABC de la lucha de clases.
A pesar de las pruebas irrefutables del carácter abiertamente contrarrevolucionario de la burguesía venezolana, nuestra dirigencia política evidencia un absurdo empecinamiento en tratar de ganar a la burguesía para la revolución, con políticas como la del Consejo Nacional de Economía Productiva,  lo que realmente no es otra cosa que arar en el mar.
Volvamos al problema planteado al principio. Ciertamente nuestro gobierno ha tomado durante los días previos al 1ro de Septiembre diversas medidas para contrarrestar anticipadamente el plan de golpe, no obstante, si ello lograse derrotar el plan insurreccional, aún no sería suficiente para garantizar una verdadera paz para el pueblo trabajador.
Mientras la revolución no sea completada, es decir, mientras las tareas históricas de la revolución socialista en Venezuela no sean llevadas adelante hasta sus últimas consecuencias, y en particular, mientras no se expropie a la gran burguesía, esta hará uso libremente de su poder económico para tratar de  derrocar a nuestro gobierno una y otra vez hasta alcanzar su objetivo. Si se duda de ello, veamos tan sólo como a través de la guerra económica, lograron propinarnos una dura derrota el pasado 06 de diciembre y retomar el control de la Asamblea Nacional.
La única forma de acabar de una vez por todas con los violentos intentos desestabilizadores e insurreccionales de la derecha burguesa en Venezuela, es radicalizando la revolución. Por el contrario, mientras no radicalicemos la revolución, mientras sigamos llamando a la MUD a diálogo, como lo hizo el presidente Maduro hasta hace pocas semanas al llamar a diálogo persistentemente al nefasto Henry Ramos Allup, y mientras conciliemos con la burguesía parásita, estaremos cavando la propia tumba de la revolución.
Reiteramos nuestro firme apoyo a las medidas tomadas en los últimos días, la captura de paramilitares implicados en el plan de golpe y la detención de dirigentes de oposición involucrados en la preparación de las acciones violentas, así como también, el anuncio del presidente Maduro hace pocas horas, sobre la preparación de un decreto para levantar la inmunidad a todos los cargos públicos, ello con el fin de poder enjuiciar a aquellos diputados derechistas que están actuando como autores intelectuales del nuevo plan golpista.
No obstante, tales medidas no son suficientes. Mientras por un lado organizaciones como Voluntad Popular preparan la insurrección armada de la burguesía contra nuestro gobierno, grandes monopolios como Empresas Polar, Nestlé y Colgate-Palmolive arrecian el sabotaje, reducción y simplificación de la producción para generar un profundo malestar entre las masas trabajadoras del país, que son la base social de apoyo de la revolución, como mecanismo para debilitarla y preparar así las condiciones para su próxima derrota.
Más aún, como hemos explicado ya, un sector del empresariado apátrida no sólo participa en la guerra económica sino que además financia los planes insurreccionales contra la revolución. ¿No queda clara entonces la necesidad de dar la estocada de muerte a la burguesía?
Pero contrariamente, nuestra dirigencia considera que el ala extremista de la burguesía y su ala moderada son dos cosas diferentes, lo cual es un grave error. La lucha política contra Voluntad Popular, va unida indisolublemente a la lucha en el ámbito económico contra burgueses como Lorenzo Mendoza.
Como decía el gran mártir de la revolución campesina Ezequiel Zamora, “lo que debe secuestrarse son los bienes de los ricos, porque con ellos hacen la guerra al pueblo, hay que dejarlos en camisa”.
No llevar adelante esta tarea histórica significa en la práctica permitir que la burguesía pueda reagrupar sus fuerzas una y otra vez, cada vez que la derrotemos en las calles, con lo cual ello sienta las bases para que más bien sea la contrarrevolución la que pueda darle tarde o temprano la estocada de muerte a la revolución.
Si a partir de hoy la derecha burguesa logra poner en marcha una escalada de violencia en Caracas y en el resto del país, aunada a la ya crítica situación económica que vive el pueblo trabajador, ello constituirá una seria amenaza para la estabilidad de la revolución misma, que sólo podría revertirse radicalizando la revolución en líneas socialistas, como ya hemos explicado arriba.
Por el contrario, si mediante las acciones que ha tomado ya nuestro gobierno, logra derrotarse el plan de golpe, ello no garantizará tampoco la estabilidad de la revolución.
Aunque salgamos airosos de la batalla del día de hoy, la guerra económica continuará haciendo su trabajo, impactando de forma implacable las condiciones de vida de las masas trabajadoras del país.
Sobre esa base, muy difícilmente la Revolución Bolivariana pueda vencer en el referéndum revocatorio, aún y cuando se celebrara el año entrante, lo que obligaría a la formación de un gobierno del PSUV presidido por el vicepresidente en funciones para ése momento, el cual obviamente será tildado de absolutamente ilegítimo nacional e internacionalmente. En ése marco económico, político y social, no es difícil prever la preparación y puesta en marcha de un nuevo plan insurreccional para derrocar al nuevo gobierno que asuma luego de nuestra derrota en el revocatorio, por lo tanto, llegado el momento, ¿volveremos a enfrentar los nuevos planes golpistas sólo a través de acciones de los cuerpos de seguridad e inteligencia del estado, junto a la movilización de las masas trabajadoras?
Es la hora de radicalizar la revolución, no podemos perder más tiempo. No hacerlo es cometer un terrible crimen contra la causa del socialismo, no sólo en Venezuela, sino en toda nuestra América y en el mundo. La suerte del proletariado latinoamericano hoy, depende en gran medida de lo que suceda en Venezuela. Como decía el Ché, ¡O Revolución Socialista o caricatura de revolución!
¡Radicalización de la revolución para derrotar el plan de golpe!
¡Expropiación de la burguesía bajo el control democrático de la clase obrera!
¡Como decía Zamora, a los ricos hay que dejarlos en camisa!
¡Basta de conciliación es la hora de la revolución!
¡Avanzar hacia el socialismo

domingo, 28 de agosto de 2016

Madres de la Plaza, el pueblo las abraza

Los compañeros de la campaña Manos Fuera de Venezuela en Argentina, estuvimos este fin de semana participando de la marcha de la resistencia junto a las Madres de Plaza de Mayo, para repudiar las políticas del gobierno Macrista y en defensa de la Revolución Bolivariana!
A Mauricio Macri le decimos: "Manos Fuera de Venezuela" 




miércoles, 6 de julio de 2016

Venezuela: Industrias Polar: ¿A donde van a parar los dólares?

En el año 2013 Lorenzo Mendoza acumulaba la "módica" suma de 4 mil millones de dólares según Forbes [Tres venezolanos entre los más ricos del mundo], mientras que en el 2016 su patrimonio se "disminuyó" a 1.500 millones de dólares [Lorenzo Mendoza & family]. La prensa internacional se ha encargado de decir que las Industrias Polar están perdiendo dinero producto del control de cambio en Venezuela, o incluso que lo ha utilizado para importar, ya que el estado no le vende dólares. Sin embargo sólo entre 2012 y 2013 el Estado le otorgó 3 mil 664 millones de dólares, y de 2014 al 2015, le entregó 2 mil 290 millones de dólares, es decir casi 6 mil millones de dólares en tan sólo 3 años.
¿Qué hizo con esto?
La pregunta del millón es ¿hacia dónde se ha ido esa enorme masa monetaria que ha estado amasando Lorenzo Mendoza todos estos años?
La respuesta es bastante clara y tan sólo basta con hacer una pequeña investigación en los medios de comunicación [Polar abre plantas en Colombia y EEUU y vende Harina PAN hasta en Amazon]. Industrias Polar invirtió todo esto en sus plantas en Colombia y EEUU. Es decir, este empresario recibió dólares subsidiados por el estado y en vez de usarlos para importar todo lo que debía, se los gastó en sus inversiones en el extranjero y no para las importaciones para las que les fueron otorgadas las divisas, a fin de culpar luego al gobierno Bolivariano de su incapacidad para importar, cuando en realidad nunca tuvo intenciones de hacerlo.
Es decir, este parásito del estado no invierte en Venezuela ni siquiera un dólar, e incluso pide prestado a un banco [Polar obtiene préstamo para activar producción de cerveza y malta] para comprar materias primas para producir Cerveza, sí, cerveza y no alimentos. Esto ocurrió luego de haber cerrado sus cuatro plantas de cervezas en Venezuela y haber declarado que no tenía cómo seguir produciendo. ¿Por qué este cambio repentino? Pues porque el gobierno bolivariano se encontraba en conversaciones con algunas empresas cerveceras internacionales que se veían interesadas en ocupar la cuota del mercado que la Polar estaba dejando abandonada. Esto hizo que Mendoza se viera obligado a retomar la producción por su cuenta y dejar de lado el chantaje de “si el estado no me da dólares no produzco”.
Pero lo que es más grave no es que retomara la producción para no perder el mercado que controla como un monopolio desde hace años, sino que ni un sólo dólar sacó de su bolsillo para invertirlo en Venezuela. En cambio, en Colombia y EEUU invirtió más de la mitad de sus riquezas y todo lo que pudo sacarle al gobierno Bolivariano.
Su patria es el capital
Las burguesías y en especial en la época imperialista del capitalismo, no tienen patria ni nacionalidad, ya que sus intereses no están con el país donde nacieron, sino que están donde están sus capitales. No se trata de que Lorenzo Mendoza tenga intereses particulares ajenos al resto de la burguesía, se trata de que él como cualquier otro empresario de Venezuela, si puede recibir dólares baratos del estado los compra, y si es más rentable invertirlos luego en otro país los invierte, y ya. Lorenzo Mendoza desde hace rato que dejó de invertir en Venezuela para invertir en otros países con los dólares baratos que le vende el estado Venezolano.
A la burguesía Venezolana [y acá hay que meter a la mal llamada boliburguesía, la burguesía que negocia directamente con el gobierno, no por compromiso patriota, sino por arrimarse al mejor postor], no le interesa lo que ocurra en el país, si la economía nacional va bien o si el pueblo trabajador vive en condiciones dignas, ya que ellos al igual que sus familias no viven acá. Aunque tengan propiedades, ellos viven en EEUU o Europa, su único interés es que puedan seguir obteniendo la tasa de ganancia que consideren que se merecen, sin importar si esta explotación sobre las masas populares destruye la economía del país, ya que en el caso de que ocurra, sencillamente se llevan sus capitales y lo invierten en otro país.
No hay tal cosa como una burguesía progresista, en realidad, la lógica del capitalista es enriquecerse a como dé lugar, y su única base moral está marcada por la tasa de ganancia, es decir, si la tasa de ganancia es suficiente, son capaces de tomar el riesgo de cometer actos de corrupción, legitimación de capitales, acaparamiento, sabotaje frontal a la economía, etc. Cualquier capitalista haría exactamente lo mismo que hace Lorenzo Mendoza, y en el fondo, es lo que la burguesía y la mal llamada boliburguesía han estado haciendo en nuestro país desde hace décadas, mientras que Mendoza es sólo la punta del iceberg.
El gobierno Bolivariano ha tenido más 16 años intentando buscar algún sector de la burguesía en el cual apoyarse para llevar a cabo el desarrollo de las fuerzas productivas, sin embargo no lo ha encontrado, ni lo hará, porque sencillamente no existe. No hay forma de desarrollar las industrias contando con la burguesía, especialmente con la venezolana, que desde su origen ha estado a los pies del imperialismo yankee y atada al rentismo petrolero.
No se puede contar con los capitalistas para resolver los males que el mismo capitalismo creó. El gobierno bolivariano no puede seguir subsidiando a sus verdugos, seguir haciéndolo es ser cómplice indirecto de los hambreadores del pueblo.
Socialización de los medios de producción sobre el Control Obrero
Ni un dólar más a la burguesía
Sólo el pueblo salva al pueblo

jueves, 19 de mayo de 2016

Venezuela – Última advertencia

Escrito por  Jorge Martín, secretario internacional de la campaña  Manos Fuera de Venezuela.
Los ataques en contra de la revolución Bolivariana se han intensificado en los ultímos días y semanas. Editoriales y portadas de los periódicos en EE.UU y España denunciando el “hambre” en Venezuela y exigiendo “interveción” contra “el régimen”. Los problemas de escasez han llevado a casos de saqueo. La oposición de derecha está intentando activar un referéndum revocatorio presidencial, pero al mismo tiempo amenaza con acciones violentas y apelando a las potencias extranjeras, en algunos casos incluyendo la intervención militar. Pero ¿qué está ocurriendo realmente en Venezuela y cómo enfrentar esta amenaza?

domingo, 1 de mayo de 2016

1ro de Mayo día internacional de lucha de los trabajadores

El 1° de Mayo es, en todo el mundo, un día de unidad del proletariado revolucionario, una fecha que reúne en un inmenso frente único internacional a todos los trabajadores organizados (José Carlos Mariátegui) 


lunes, 11 de abril de 2016

A 14 años del golpe fascista de la Burguesía

Hoy, cuando los jóvenes y trabajadores venezolanos conmemoran la magnífica insurrección que derrotó el golpe de estado contrarrevolucionario del 11 de abril de 2002, queremos recordar este brillante artículo publicado el 14 de abril de 2002 por Alan Woods y Ted Grant, fundadores de la Corriente Marxista Internacional y posteriormente de la campaña "Manos Fuera de Venezuela". Justo después de la vuelta de Chávez al poder, este análisis es clave para entender los sucesos de revolución y contrarrevolución que se desarrollaron en Venezuela. También es sorprendente la claridad con la cual previeron acontecimientos futuros, como el posterior paro-sabotaje petrolero de diciembre del 2002.

En Venezuela están desarrollándose unos acontecimientos dramáticos. El sábado 13 de abril, menos de 36 horas después de que un grupo de empresarios derechistas y generales del ejército asumieran el control, el golpe fracasa en un mar de confusión. Poco después de las diez de la noche, el presidente interino, Pedro Carmona Estanga, dimitió y fue arrestado. El vicepresidente Diosdado Cabello había jurado la presidencia ante el presidente de la Asamblea Nacional -William Lara-, después de que Carmona tuviera que restituir a los miembros electos de la asamblea y a otros funcionaros que él había echado el 12 de abril.
Finalmente, en medio de furiosas escenas de alegría, Hugo Chávez, volaba a bordo de un helicóptero militar hasta el palacio presidencial de Miraflores donde fue restituido como presidente de Venezuela.
Presentación 

REVOLUCIÓN Y CONTRARREVOLUCIÓN EN VENEZUELA 
Alan Woods y Ted Grant (14 de Abril de 2002) 

"En Venezuela se están desarrollando unos acontecimientos dramáticos. El sábado 13 de abril, menos de 36 horas después de que un grupo de empresarios de derechas y generales del ejército asumieran el control, el golpe fracasa en un mar de confusión. Poco después de las diez de la noche, el presidente interino Pedro Carmona Estanga, dimití y fue arrestado. El vicepresidente Diosdado Cabello, que había jurado la presidencia ante el presidente de la Asamblea Nacional -William Lara-, después de que Carmona tuviera que restituir a los miembros electos de la asamblea y a otros funcionaros que él había echado el 12 de abril. 
Finalmente, en medio de furiosas escenas de alegría, Hugo Chávez, volaba a bordo de un helicóptero militar hasta el palacio presidencial de Miraflores donde fue restituido como presidente de Venezuela. 

Provocación contrarrevolucionaria 

La contrarrevolución en Venezuela estuvo precedida por las recientes huelgas contra Chávez en la industria petrolera venezolana. Estas eran huelgas contrarrevolucionarias, el equivalente a la huelga de empresarios del transporte por carretera organizada por la CIA contra el gobierno de Allende en Chile. Estas huelgas estuvieron organizadas por la dirección de la industria petrolera venezolana (el PDVSA) junto con la burocracia sindical de derechas de la CTV. Que el movimiento hacia la reacción estuviera dirigido por los intereses petroleros no es casualidad. Los directores de PDVSA querían poner fin a las restricciones sobre la producción de petróleo y regresar a su situación anterior como el principal suministrador de petróleo de Estados Unidos. 
El propio golpe es fruto de los acontecimientos del 11 de abril, cuando se organiza una manifestación, dicen que con una asistencia de 350.000 personas, contra el gobierno Chávez. Como los medios de comunicación venezolanos son muy virulentos contra Chávez, esta cifra con toda seguridad está exagerada. Las agencias de prensa dicen que el número real de manifestantes no superó los 50.000. Supuestamente, las fuerzas de seguridad del gobierno y la milicia pro-Chávez dispararon contra una multitud desarmada de manifestantes contra Chávez, asesinando a 15 personas e hiriendo a otras 157. La derecha utilizó esto como una excusa para exigir la dimisión del presidente Hugo Chávez. Pero, en realidad, informes posteriores han señalado que la mayoría de los muertos eran manifestantes a favor de Chávez que, aparentemente, recibieron disparos de francotiradores apostados en los tejados. Todo era una clara provocación. 
Los intereses de clase detrás del golpe eran obvios. La cabeza del gobierno contrarrevolucionario era un rico empresario, Pedro Carmona, el presidente de la asociación de empresarios. Su primera acción fue anular las llamadas leyes anti-inversión de Chávez, es decir, todas aquellas leyes que pretendían defender los intereses de Venezuela y elevar el nivel de vida de las masas. La burguesía venezolana, corrupta y corrompida, es incapaz de jugar un papel progresista. Sus planes significarían poner al país, y su considerable riqueza petrolera, en manos del imperialismo estadounidense. Los directores del PDVSA habían elaborado un plan para restaurar e incrementar la producción que subirla su cuota de la OPEP en 300.000 barriles diarios. 

miércoles, 6 de abril de 2016

Movimientos sociales del mundo se movilizarán este 19 de abril en apoyo a Venezuela

Ante las agresiones que actualmente enfrenta la Revolución Bolivariana, este próximo 19 de abril un centenar de movimientos sociales y partidos políticos de más de 40 países realizarán manifestaciones en las principales ciudades del mundo, como muestra de solidaridad y apoyo al pueblo venezolano.

 Esta iniciativa surgió durante el XX Seminario Internacional Los partidos y nueva sociedad, realizado esta semana en México, donde se rindió homenaje al comandante Hugo Chávez y a su legado como guía para la práctica revolucionaria y progresista en la región, reseña Telesur. 
Al respecto, el coordinador de Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Rodrigo Cabezas, en una entrevista concedida a Prensa Latina, manifestó su agradecimiento ante esta muestra significativa de respaldo por parte de la comunidad internacional, que ha sido convocada, precisamente, para el día en el que Venezuela conmemorará 225 años de su independencia.Cabezas destacó el asedio por parte del Gobierno de Estados Unidos hacia el país, a propósito de la ratificación del decreto del presidente Barack Obama, que considera a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la nación norteamericana.En este sentido, alertó que esta medida injerencista forma parte de un plan articulado por el imperio norteamericano, que junto a sectores de la derecha nacional, pretenden violentar el marco constitucional.
AVN/La Radio del SUR

jueves, 11 de febrero de 2016

Somos Pueblo Cimarrón

"Estamos en guerra de clases" 
"Tenemos que terminar de subvertir el viejo orden burgues que todavia subsiste"


Copyright Text

Esta información no nos pertenece, pertenece a quienes quieran tomarla para lanzarla a la línea de fuego.